Inicio Educación Liceos emblemáticos presentaron fuerte baja en puntajes PSU tras radicalización de paros...

Liceos emblemáticos presentaron fuerte baja en puntajes PSU tras radicalización de paros y tomas

Según constató el medio El Líbero, siete de los ocho liceos emblemáticos que protagonizaron movilizaciones bajaron su promedio PSU en 2018.

El Liceo de Aplicación fue la institución que más incidentes tuvo el año pasado: 35 cortacalles y 3 días de toma. Así, entre 2017 y 2018, su puntaje promedio (Lenguaje-Matemática) en la Prueba de Selección Universitaria (PSU) cayó más de 11 puntos. En el test realizado en 2017 su promedio PSU fue de 559,4. En 2018, los 257 alumnos que lo rindieron promediaron 548,1. El 25 de junio la oficina del rector Humberto Garrido fue destruida por encapuchados y también se viralizó un video en que una masa de jóvenes atacó a un carabinero y le lanzaron una molotov. Este centro de estudios fue una de las bases de operación de los llamados “overoles blancos”, una de las avanzadas más radicales del anarquismo escolar.

El liceo que presenta la caída más radical en su promedio PSU es el Liceo Manuel Barros Borgoño. Con un promedio de 530,4 en 2017 que cayó a 507,1 en 2018. Una diferencia de 23,3 puntos. Los datos de la municipalidad indican que este centro educativo pasó 19 días de toma y 19 días de cortacalles. Los daños en esa institución ascienden a $1.813.263 pesos y registró 8 profesores agredidos.

El Instituto Nacional es el único de la lista que figura hoy entre los 100 primeros colegios de Chile; ocupando la posición 81. Su promedio en la PSU tuvo una caída leve pasando de 647,4 en 2017; a 647,1 en 2018. Sin embargo, el deterioro académico fue explícito en el número de estudiantes con puntajes nacionales: pasaron de ser 15 en 2017 a 6 en 2018. Cabe destacar que en 2010 su promedio PSU era de 690,1 y tuvieron 54 puntajes nacionales. En esta institución se contabilizaron 7 días de toma y 8 días de cortacalles en 2018, con pérdidas económicas producto de hechos de violencia por $5.137.700 y una profesora rociada con bencina por anarquistas insurreccionales.

El Liceo Javiera Carrera en 2017 tuvo un puntaje promedio PSU de 606, cayendo en 2018 a 591,3; es decir, una diferencia de 14,7 puntos. Padeció de 35 días de toma, 8 de cortacalles y hubo: 4 profesores agredidos por feministas y anarquistas radicales.

En el Internado Nacional Barros Arana (INBA) encapuchados atacaron con bombas molotov la oficina del rector, Jaime Uribe, y provistos de overoles, quemaron neumáticos y basura en la calle Santo Domingo. Ese día se calcula que lanzaron unas 15 bombas molotov y unas 20 bombas de pintura. También ocurrió ahí la agresión al cabo 2° Raúl Quintanilla, golpeado y pateado en el piso por estudiantes neoanarquistas. En total el INBA registró 23 días de toma y 27 de cortacalles; con un profesor agredido. En su promedio PSU eso se manifestó con una caída de 16,2 puntos. Pasando de promediar 565,4 en 2017; a 549,2 en 2018.

El Liceo Darío Salas registró varios enfrentamientos entre el personal de carabineros y encapuchados, sumando 25 días de cortacalles y 2 de tomas. Su promedio PSU cayó 10 puntos. En 2018 fue de 466,5; cuando en 2017 habían obtenido 476,5.

El Liceo Miguel Luis Amunategui debió cerrar tras una seguidilla de tomas que culminaron en un incendio que destruyó la sala de profesores y el casino. Los daños se calculan en $342.904.211; igualmente rindieron la PSU 131 de sus alumnos, alcanzando un puntaje promedio en la PSU de 464,6; siendo que el año anterior su promedio fue de 471,1.

A modo de reflexión, Arturo Fontaine y Sergio Urzúa, autores del libro “Educación con Patines” (2018), indicaron en una columna en El Mercurio del 30 de diciembre: “Dirigieron estos largos paros muchos de los líderes del actual Frente Amplio. Sobra decir que en la mayoría de los casos su verdadera motivación no era la educación, sino que derribar el capitalismo. No derribaron el capitalismo, pero sí lo mejor de la educación pública”.