Inicio Educación Liceo Municipal Augusto D’Halmar se posiciona en el top 3 de puntajes...

Liceo Municipal Augusto D’Halmar se posiciona en el top 3 de puntajes PSU

El Liceo Augusto D’Halmar llegó a ser uno de los tres mejores a nivel nacional en resultados de la Prueba de Selección Universitaria (PSU), y se mantiene por cuarto año como el mejor entre los municipales. En séptimo ingresan cerca de 150 alumnos y no más de 70 logran llegar a cuarto medio.

Su director Jaime Andrade, quien lleva 25 años en el cargo, comentó a La Tercera: “Llevamos más de 12 años con puntajes sobre los 600 (este año promediaron 690,1). Acá se quedan los que se esfuerzan, los luchadores, los que quieren y pueden”.

En sus palabras quienes dejan el colegio lo hacen porque no soportan el ritmo “normal, donde se pasan contenidos que se tienen que pasar y no se regalan las notas. Acá llegan niños acostumbrados a sacarse puros 7, pero no así a la exigencia, entonces cuando empiezan a bajar las notas no lo soportan”.

Andrade agrega que “la lógica es formar personas completas, buenos ciudadanos y profesionales, de sectores que no pueden acceder a colegios privados, esa siempre ha sido nuestra meta”.

En palabras del director se trata de un sistema “universal”, es decir, “aquí hay que ser bueno para todo y ahí está la dificultad”. Por tal motivo no existe separación de las áreas humanista y la científica. Es más, hasta cuarto medio se imparte matemáticas, lenguaje y ciencias para todos por igual, con nueve horas semanales para cada ramo. Los exámenes solemnes, que son cinco al año, tienen el formato de la PSU: consideran 45 preguntas y 90 minutos de tiempo para responder.

Claudio Aro, alumno del colegio que logró más de 800 puntos en la PSU comentó al mismo medio: “La clave es acostumbrarse al sistema y sobrevivir. El que finalmente se va, no lo hace porque sea menos capaz, sino que no se acostumbró a estudiar, a las interrogaciones sorpresa, o dejar cosas de lado, como en mi caso el skate, pero al final vale la pena”.

Francisco Manríquez, quien a su vez, es puntaje nacional en Matemática e ingresó a séptimo en el liceo con la meta de estudiar Astronomía, destacó: “El liceo es súper exigente, hay que venir dispuesto a sacrificarse, dispuesto a fracasar, pero a levantarte y acá te ayudan a eso”.